¿Cómo evitar ser víctima del phishing?

En esta nueva generación que ha revolucionado la vida de millones de personas; se vive en un mundo virtual e inmaterial llamado Internet en el cual cada quien puede crear su propia vida y pasar por un relativo anonimato, pero gracias a esta nueva forma de existir se han encontrado nuevos peligros y riesgos. Uno de estos riegos es el robo de información, mejor conocido como “phishing”, el cual consiste en robar datos confidenciales de una segunda persona y utilizarla sin consentimiento de la víctima.

A pesar de que el término “phishing” se ha popularizado gracias a las noticias y las advertencias que los mismos bancos dan a sus clientes, el robo de información es aún muy popular y usado entre aquellos que pertenecen al lado oscuro de la red.

Como te habrás dado cuenta, es necesario saber en qué consiste el peligro y tomar medidas al respecto para no ser parte de las estadísticas. A continuación algunas recomendaciones para no ser una víctima más del fishing.

Tener un buen antivirus actualizado

En primer lugar necesitamos tener lo más básico, es decir, un buen antivirus actualizado. Aunque parezca algo tan simple, el tener un buen antivirus puede detectar la intromisión de diversos keyloggers, troyanos o gusanos alojados en tu ordenador que capturen información confidencial para luego enviarla a su creador.

Mantener el sistema operativo actualizado

Las actualizaciones del sistema operativo (Windows y distribuciones de Linux) no son puros caprichos, tienen una buena razón ya que arreglan nuevos agujeros encontrados y vulnerabilidades que pueden ser utilizadas como puerta de entrada y salida de información importante.

Mantener actualizado el navegador

Aunque la discusión entre cual es el mejor navegador es casi interminable, lo que si es regla general, es que necesitas tener actualizado el navegador sea cual sea el que utilices ya que por medio del navegador harás las transacciones o compras.

Verificar la página en donde ingresarás los datos

Existe un sistema que garantiza que nadie podrá disponer de tus datos confidenciales. Este sistema está indicado en aquellas páginas que poseen un candado en la barra de direcciones y empiezan por “https:” en vez del ya tan conocido “http:”. Si la página en la que pretendes dar información de tus cuentas o tarjetas de crédito no posee esto, mejor no te arriesgues.

Cuidado con los correos electrónicos

Uno de los “modus operandi” de los estafadores es enviar correos electrónicos a sus posibles víctimas; en los cuales les hacen entender que necesitan ingresar a la página web de su banco y actualizar sus datos. El problema consiste en que dichas páginas web han sido falseadas o adulteradas y en el momento en que ingresas los datos ya hay un virus esperando para recolectar tus datos. Recuerda que nunca debes dar click a los links de dichos correos sospechosos, puesto que los bancos nunca utilizan esta clase de forma para actualizar los datos de sus clientes.

Utiliza solo páginas de compras conocidas

En Internet podrás encontrar páginas que venden artículos de todo tipo, pero cuando veas ofertas demasiado tentadoras, no te dejes ir por el impulso. Algunas páginas son creadas con malas intenciones y utilizan este método para vender productos que en realidad no poseen, solo con tal de que digites los datos de tu tarjeta de crédito. Por lo tanto la recomendación básica es tratar de comprar solo en sitios reconocidos como los son Ebay, BestBuy, Amazon, etc.

Por el momento solo nos quedaremos con estos consejos, recuerden que en nosotros está la responsabilidad de tomar las medidas de seguridad al proporcionar nuestros datos confidenciales y así evitar ser víctimas del robo de información.

Comentarios