Cómo presentar la comida en la mesa

Como presentar la comida en la mesa

El comer es un placer que ha de embriagar todos los sentidos. Cualquier comida se estudia antes con los ojos y una buena presentación de los alimentos puede conseguir que los comensales vayan predispuestos a tomar una comida deliciosa. Pero ¿cuáles son los aspectos a tener en cuenta y cómo presentar la comida en la mesa.

Decoración

Una mesa debe estar elegantemente decorada pero sin excesos. Si se cubre cada centímetro de la mesa con centros de flores, velas, platos, cubiertos y demás, al comensal le dará sensación de que falta espacio. Si se desea poner un centro decorativo, éste debe combinar con el color del mantel y no debe ser excesivamente alto. Un centro que impida ver al comensal de enfrente supondrá una molestia. El mantel y las servilletas deben ir a juego; además, las copas y cubertería deben ser iguales; si se pierde algún elemento de la vajilla y no se dispone de suficiente número de copas iguales, es conveniente reservar esa vajilla para otra ocasión menos formal y utilizar unas copas y cubertería nuevas, para causar mejor impresión.

Alimentos

A la hora de saber cómo presentar la comida en la mesa es muy importante saber cómo funciona la percepción visual del ojo humano. Si se pone la misma cantidad de comida en un plato grande y en un plato mediano, la persona a la que le ha tocado el grande pensará que tiene menos comida que la del plato mediano. Es un efecto visual demostrado por diversos estudios científicos.

Por lo tanto, a la hora de presentar la comida en la mesa es conveniente:

Si se van a servir varios platos distintos, usar platos pequeños o medianos y llenar dichos platos para que el comensal no tenga la sensación de haber comido poco, como pasaría si se pone poca cantidad (con la intención de que se pueda probar el segundo y tercer plato) en un plato grande. -Si se va a servir un único plato, usar uno grande o mediano. Si el comensal usa uno pequeño, tendrá la sensación de haber comido poco y repetirá, comiendo con toda probabilidad más ración de la que sería conveniente. Comer es un placer, pero hay que saber cómo presentar la comida en la mesa para maravillar todos los sentidos.

Comentarios