¿Google Chrome o Firefox?

Hoy en día la aplicación más usada en una computadora es sin duda el navegador de Internet. Así que la elección del más adecuado para cubrir nuestras necesidades no debe ser un detalle menor.

Si un mérito hay que reconocerle a Microsoft, es el hecho de haber popularizado el computador personal. Ello trajo consigo un predominio casi monopólico de su navegador Internet Explorer.

Sin embargo, la tendencia está llevando a los internautas a interesarse por otras alternativas. Y lo cierto es que en los últimos años han ido apareciendo y mejorando algunos navegadores más nuevos.

Posiblemente IE siga siendo el más utilizado a nivel mundial, pero Firefox y Chrome están creciendo a un ritmo increíble. Y eso es principalmente debido a que se han convertido en programas mucho más eficientes. Luego veremos por qué. Pero antes quisiera destacar los puntos a favor que reconozco en cada uno de ellos:

  • Microsoft Internet Explorer: A pesar de que en eficiencia se ha quedado atrás en comparación con los otros dos, guste o no sigue siendo el estándar para el cual siguen certificando las grandes compañías. Por lo tanto, aunque no nos guste usarlo, siempre podemos llegar a necesitarlo en caso de dar justo con alguno de esos sitios que están certificados sólo para IE y que pueden desplegarse con algún error en otro navegador. Chrome y Firefox ya han alcanzado una relevancia enorme a nivel mundial, pero aún así hay páginas que pueden no llegar a cargarse del todo bien, y debamos recurrir al tradicional IE. Esto aún puede ocurrir principalmente con páginas que contengan formularios.
  • Firefox: Es mucho mejor en rendimiento que IE, y además cuenta con Plug-Ins y funciones muy interesantes y útiles, como por ejemplo: aceleradores de descargas, plug-ins para detectar páginas poco confiables, y varias cosas más.
  • Chrome: Es sencillo y, a mi modo de ver, el más eficiente de los tres. A continuación diré por qué.

Como ya sabemos, los tres poseen la capacidad de abrir varias páginas en una misma ventana, utilizando diferentes pestañas o “Tabs”. Recientemente hice una prueba con los tres navegadores. Usando la función de “mostrar información del sistema” de TuneUp Utilities, observé el consumo de memoria ocupado por cada uno de ellos y el comportamiento de los procesos asociados. Por lejos, el más eficiente fue Chrome, y no me sorprendió, porque es notorio para quien trabaja usando varias páginas abiertas a la vez y que por una cuestión de comodidad no reinicia su máquina en varios días. Cuando abrimos varias páginas, Chrome inicia varios procesos del sistema, aunque todas éstas se encuentren en una misma ventana. Y aún así el rendimiento es más eficiente que Firefox, que muestra únicamente un proceso ejecutándose. Por otra parte, Chrome puede ser un poco irritante cuando accidentalmente cerramos la ventana y desaparecen con ella todos los tabs que teníamos abiertos allí. También suele suceder lo mismo (aunque no siempre) cuando ocurre alguna falla en el sistema y debemos reiniciar el computador. Firefox, en cambio, nos daría la posibilidad de restaurar todas las ventanas a su estado original, y de esa forma no las perderíamos.

Ahora, con IE (versión 8.0.xxx) observé algo interesante. Cada vez que abría una pestaña nueva dentro de la misma ventana, aparecía un proceso nuevo del sistema. Pero luego si cerraba todas esas pestañas hasta dejar solamente la primera, los procesos seguían allí ejecutándose. Solamente luego de cerrar la ventana entera, cerrando todas las páginas y pestañas, desaparecían todos los procesos iniciados del explorador de Internet. Esto, comparativamente con los otros dos, me pareció de una ineficiencia espantosa.

Yo, personalmente, tengo los tres navegadores. Chrome es el que más uso. Pero siempre dejo una cuenta de Gmail abierta aquí y otra en Firefox, simultáneamente. Chrome me permite abrir más páginas sin degradar tanto el rendimiento del sistema; pero a veces me apoyo más en la confianza que me da Firefox, por saber que en caso de que colapse el sistema podré recuperar todas las páginas que tenía abiertas (eso es porque tengo el mal hábito de no cerrar las ventanas durante varios días).

También existen varios navegadores más, algunos muy buenos, pero que están lejos de llegar a estandarizarse para la gente; y por eso no analizo aquí.

Comentarios