Perder peso durmiendo

Ya hace tiempo los especialistas nos vienen advirtiendo sobre la necesidad que tenemos de una buena noche de sueño. La recomendación general es descansar de siete a ocho horas cada noche, algo no muy sencillo en estos días. La sociedad moderna es la responsable de afectar a los hábitos de las personas, esto claramente también ha afectado a nuestras horas de sueño y a la calidad del mismo.

Adelgazar durmiendo es posible

Dormir siempre esta después del programa de Tv favorito, muchos prefieren hacer sus actividades en altas horas de la noche, en lugar de dormir más temprano. Con los servicios y locales de 24 horas, muchas personas permanecen ocupadas y activas durante la madrugada, privando a su cuerpo de un sueño nocturno.
¿Cual es el resultado de la privación del sueño?

Es bien sabido que cuando dormimos, en nuestro cuerpo ocurren procesos metabólicos que, al ser alterados, pueden afectar a todo el organismo en corto, medio o largo plazo. La razón es simple: Cuando dormimos, nuestro cuerpo continua activo quemando calorías. En ese momento que producimos el GH (hormona del crecimiento), que es el responsable del aumento de la masa corporal.
Otra hormona que también es liberada durante nuestro sueño es la leptina, esta hormona nos brinda una sensación de saciedad. Durmiendo mal, la persona produce una menor cantidad de leptina.
Como resultado, la persona tendrá más hambre y menos saciedad. También hay que tener en cuenta los casos en que las personas al permanecer despiertos por la madrugada irá a atacar a la heladera, lo que puede provocar unos kilogramos de más.

Lea atentamente estas recomendaciones que te ayudaran a dormir mejor, algo esencial en el proceso de adelgazar.

1. Trate de dormir en horarios fijos. Este habito producirá un ciclo saludable de sueño.

1. Coma algo liviano antes de dormir. Tome, por ejemplo, un baso de leche, ingiera una fruta, o cualquier otro alimento liviano y con pocas calorías. Por lo tanto, evite siempre alimentos “pesados”

3. Busque la comodidad para el sueño. Disminuya o elimine la luz unos momentos antes de ir a dormir.

4. Utilice ropa liviana y cómoda.

5. Asocie la cama a la actividad de dormir. Evite actividades como ver la Tv, leer o escribir en este lugar.

6. No vayas a dormir en caso de no tener sueño. Lo mejor es que si no logras dormir, vuelvas a levantarte y leas algo.

7. Evita el sueño durante el día, principalmente si tienes insomnio o dificultades para lograr dormir. Una pequeña siesta de unos quince minutos luego del almuerzo es recomendable, ya que mejora su humor y lo libera del estrés. Pero es muy importante no abusar.

Siguiendo estos trucos para adelgazar, con seguridad lograras la meta de deshacerte de esos molestos kilos de más.

Comentarios