SCAM en Internet

Internet ha crecido tanto que casi puede decirse que tiene vida propia. Es un universo que existe y se desarrolla paralelamente al físico, con su cultura y sub-cultura.

Acá quería hablar de algunas farsas de las que debemos estar al tanto para prevenirnos e informar. Los llamados “SCAM” son fraudes que pululan en la red para hacerse de recursos por vías deshonestas a expensas de las personas más crédulas. Y para ser crédulo no hace falta ser un idiota; es suficiente ser una persona sencilla y de buena fe, o alguien que está pasando por dificultades financieras y por tal motivo está dispuesta a correr más riesgos que lo habitual.

Algunas de las modalidades más corrientes son:

  1. los correos electrónicos no deseados (Spam) que son volcados a la red y reenviados a todos los contactos, donde se cuenta la historia de un niño que tienen alguna enfermedad, o algo similar, y piden una colaboración
  2. Los correos misteriosos donde alguien que se hace pasar por Papá Noel nos avisa de una herencia o algo igual de improbable, y nos pide nuestros datos personales y cuenta de banco para dividirla con nosotros
  3. Mensajes por correo o por Messenger donde una supuesta rusa bien caliente dice que somos su sex-simbol personal, y que desea iniciar una relación amorosa por Internet.
  4. Los anuncios de empleo fácil donde milagrosamente se contactan con nosotros y nos ofrecen un empleo maravilloso sin siquiera haber cumplido con las entrevistas y pasos engorrosos que el sentido común exige para toda selección de personal normal

1) Los Scam del primero tipo claramente apuntan a la pequeña colaboración individual de miles de personas ilusas que se ablandan con la ternura de la historia y depositan dinero en alguna cuenta de banco.

2) El segundo tipo generalmente procura que la víctima ceda información personal y su número de cuenta de banco para realizar maniobras de lavado de dinero, ofreciéndonos, claro, un alto porcentaje. Luego esa persona se sale con la suya, y cuando el banco descubre las transacciones irregulares, la víctima es la que paga los platos rotos.

3) De esta tercera modalidad los dos fraudes de los que he oído hablar más son: o bien la rusa fatal de pechos enormes que nos buscó en algún momento nos pide que usemos nuestra tarjeta de crédito para verla desnudarse, o bien, luego de un par de meses llevando una relación ilusoria por Internet, ella dice que le gustaría viajar a visitarnos, pero que solamente alcanza a juntar la mitad del precio del pasaje de avión. ¿Hace falta que siga explicando?

4) Éste, para mí, es el más bajo de todos, porque juega con la necesidad de la gente que está más desesperada. Uno de los tantos que están de moda en este momento anuncia ser una empresa petrolera (PETROLIA OIL UK, Malasia, USA o cualquier otro país). Luego de algún lamentable intercambio de e-mails donde pretender insinuar estar cumpliendo con las etapas de selección y pre-selección, finalmente viene el milagro: uno es seleccionado para trabajar por un sueldo fascinante y con beneficios increíbles… y sigue preguntándose cómo pueden haber intuido que uno estaba realmente capacitado para la tarea en cuestión. Todo es fantástico hasta que piden que enviemos por correo electrónico nuestro pasaporte escaneado (¡CUIDADO!) y luego el dinero para tramitar la Visa de trabajo en el país de destino. Este dinero, por supuesto, “será reembolsado en cuanto usted comience a trabajar en nuestra compañía”.

Cuando reciban una de estas ofertas y estén en la duda entre confiar o no, antes de tomar algún paso apurado busquen el nombre de la empresa en Google. A veces la ésta puede no existir, pero aún así crean una página en internet para darle más credibilidad. Les recomiendo ingresar el nombre de la empresa junto con la palabra “Scam” para ver qué les devuelve Google. Por ejemplo así: “Petroliaoil scam”

Hay un sitio en inglés donde la gente denuncia estas actividades fraudulentas:

http://www.scam.com/

Comentarios