Somos energía, hay que transformarla

Imagine que con sólo caminar o trotar podemos cargar las baterías de nuestros teléfonos celulares o  mp3 como ipod, zune y demás .Los científicos norteamericanos y canadienses crearon un aparato el cual puede convertir en electricidad la energía generada por el movimiento que nosotros hacemos al momento de ejercitar, es decir, transformamos la energía motriz de nuestros músculos y articulaciones en energía transmitida a dicho aparato.

Este Gadget comúnmente parecido a algo axial como una rodillera, puede generar con tan solo un minuto de la caminata o carrera  la suficiente energía  para poder llegar a cargar un teléfono celular durante 30 minutos, además de algunos otros aparatos eléctricos.  Este es uno de los últimos inventos en el campo de la energía humana, bien dicen que la La materia no se crea ni se destruye, solo se transforma. Lo mismo hacemos con los alimentos los cuales se convierten en energía potencial que al mismo tiempo liberamos con actividades como el ejercicio y posteriormente usando inventos como este se vuelve a transformar en energía útil, ahorramos dinero y también ayudamos al medio ambiente reciclando.

La energía es producida por un proceso conocido como ” Freno generativo “, similar a la sistemas de  frenado los cuales utilizan los carros Híbridos; en estos, la energía se disipa a medida que el calor se utiliza para hacer funcionar un generador.

” Caminar es como acelerar y frenar”, cuenta Max Donelan, líder del estudio de la Universidad Simon Fraser en Burnaby, Canadá.

Eficaz forma del reciclado de la energía, un nuevo término en el cual se utiliza energía de cualquier tipo, pero después esta pasa a través de un proceso por el cual terminamos usándola de nuevo. El concepto de preservar y cuidar la energía como por ejemplo apagar las luces cuando no las utilices es bueno, pero también es bueno la función que podemos tener nosotros como seres consientes al momento de hacer nuestras actividades dianas y tratar de tener una sostenibilidad es sistemas biológicos o bien nuestro propio ecosistema.

Comentarios